En ocasiones crees que la soledad es tan fuerte que tú que prefieres mantenerte cerca de una persona aunque ya no estés enamorado de ella y te aferras a una relación que ya no funciona. La realidad es que la soledad no es la única razón por la que permaneces en una situación que te hace sentir aún más solo, sino que la ciencia revela un factor más por el que no te atreves a terminar con tu pareja aunque ya no se amen.

Aunque la mayoría de las veces te das cuenta de que tu relación está al borde del fracaso y que ya no hay nada más que hacer por salvarla, es difícil ponerle un punto final. Por mucho que luches parece que el intento es inútil y prefieres sobrellevar la situación en vez de enfrentarla.

La razón científica por la que te aferras a seguir con alguien aunque no lo ames 1

Investigadores de la Universidad de Utah afirman que las personas que deciden mantenerse en una relación sin que haya amor y totalmente lastimada es porque sienten que la otra persona dependen mucho de ellos, lo que provoca que se sientan totalmente incapaces de alejarse.

En investigaciones anteriores vincularon la persistencia de las relaciones infelices con el deseo de no querer estar solos o el temor de no encontrar a una pareja más adelante; la realidad es que estos estudios se inclinan más a que estas personas solamente se quedan por empatía.

La razón científica por la que te aferras a seguir con alguien aunque no lo ames 2

El estudio de Utah fue publicado en el Journal of Personality and Social Psychology,  revela que mientras más dependiente es una persona a su pareja, es menos probable que se lleve acabo una ruptura. Lo que indica para los investigadores que las personas permanecen en relaciones insatisfactorias por el bien de las necesidades de su pareja que por las suyas.

El estudió se realizó en dos partes: el primero hizo un seguimiento de 1348 personas en relaciones románticas durante un periodo de diez semanas y el segundo examinó durante dos meses a 500 participantes que estaban contemplando una ruptura.

La autora principal de la investigación y profesora asistente de psicología en la Universidad de Utah, Samantha Joel, dijo que cuando la gente percibió que la pareja estaba muy comprometida con la relación, era menos probable que iniciaran una ruptura. Por lo tanto, las personas que aceptan que su relación no va bien dicen que no quieren lastimar a su pareja con la verdad y les importa lo que ellos quieren; eso es lo que realmente los impide terminar la relación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here